¿Amamantar o no a tu bebé en tiempos de Coronavirus? Una decisión de amor

Durante el embarazo, las madres gestantes reconocen el valor del primer alimento que tienen los bebés al llegar al mundo. La lactancia es uno de los actos de amor más grandes que existen y además crea un lazo único entre la madre y su bebé.

Por estos días, es imposible no pensar en todos los factores que pueden influir durante el embarazo, en el parto y en el cuidado de tu bebé recién nacido. La pregunta ¿Debo amamantar o no a mí bebé en tiempos de Coronavirus?

Seguro ya se la has planteado a tu médico de confianza, lo primero que resaltamos es la importancia de la leche materna en esta primera etapa del bebé, estudios reconocen su aporte nutricional y de anticuerpos para cuidar del recién nacido contra muchas enfermedades. Esta es una decisión muy importante y siempre está en manos de los padres analizarlo bien, en caso de hacerlo y cómo hacerlo.

Para tomar la mejor decisión, pensando en la salud del recién nacido y la de toda la familia, queremos compartirte las siguientes recomendaciones:

1. Son muchos los estudios y los resultados que hablan muy bien de este bello acto:

  • “La lactancia materna óptima de los lactantes menores de dos años de edad tiene más repercusiones potenciales sobre la supervivencia de los niños que cualquier otra intervención preventiva, ya que puede evitar 1,4 millones de muertes de niños menores de cinco años en el mundo en desarrollo (The Lancet, 2008).
  • Los resultados de un estudio realizado en Ghana demuestran que amamantar a los bebés durante la primera hora de nacimiento puede prevenir el 22% de las muertes neonatales.
  • Los niños amamantados tienen por lo menos seis veces más posibilidades de supervivencia en los primeros meses que los niños no amamantados.
  • La lactancia materna reduce drásticamente las muertes por las infecciones respiratorias agudas y la diarrea, dos importantes causas de mortalidad infantil, así como las muertes por otras enfermedades infecciosas (OMS-The Lancet, 2000)”.*

2. Los responsables de tomar la decisión sobre amamantar, cómo y hasta cuándo hacerlo son los padres, la familia y las personas que proveen la atención médica al bebé, es por ello que es aconsejable recibir toda la información por parte de tu doctor y utilizar todas las herramientas que sean necesarias para tomar la mejor decisión.

3. El Coronavirus y su enfermedad la Covid-19 son muy nuevas y todavía se estudian muchos factores de contagio y consecuencias en el cuerpo humano, es por ello que aún no hay certeza de que la lactancia pueda transmitir el virus, sin embargo, la información recaba hasta ahora incida que sea poco probable.

4. Si una mamá está infectada con Covid-19 y decide amantar a su recién nacido, recomendamos hacerlo con un protocolo muy detallado para evitar la transmisión:

  • Lávate muy bien las manos con el esquema que hemos aprendido durante este tiempo de Pandemia.
  • Usa gel antibacterial, retira muy bien el exceso con una toalla desechable y déjalo secar.
  • Cubre tu rostro muy bien, es recomendable hacerlo con un manta, tapabocas y si lo crees necesario, puedes usar carilla.

Esto evitará que durante tu respiración, tus gotículas (pequeñas gotas de fluido) salgan y se propaguen por el aíre que está cerca de tu bebé.

5. Si decides amantar con un método que te permite que otra persona que no tenga la enfermedad pueda alimentar a tu bebé con teteros o biberones, sigue estas indicaciones:

  • Usa un extractor exclusivamente para ti, es decir, que sea manipulado solo por ti.
  • Realiza el mismo esquema o protocolo de Bioseguridad como si fueses a amantar tú misma a tu bebé:
    • Lávate muy bien las manos con el esquema que hemos aprendido durante este tiempo de Pandemia.
    • Usa gel antibacterial, retira muy bien el exceso con una toalla desechable y déjalo secar.
    • Cubre tu rostro muy bien, es recomendable hacerlo con un manta, tapabocas y si lo crees necesario, puedes usar carilla.
  • Limpia muy bien tu extractor y desinféctalo, en el mercado encontrarás muchas alternativas para hacerlo, sin embargo, usar jabón y agua caliente siempre serán las mejores opciones.

Estas recomendaciones, quizá algo extremas, las promovemos dentro de nuestra consulta pues queremos que tú y tu bebé tenga una hermosa etapa postparto. Este bello acto de amor es único, no hay otro igual y aun en medio de estas recomendaciones médicas, el amor siempre estará por encima de todo. Poco a poco recuperaremos la normalidad y aunque no debemos bajar la guardia, toda la familia podrá disfrutar de la lactancia como siempre lo hemos hecho a lo largo de la humanidad.

* Artículo: Lactancia materna. Sitio web: www.unicef.org. Link del artículo: https://www.unicef.org/spanish/nutrition/index_24824.html

Consultas adicionales: Artículo: Embarazo, lactancia y cuidado de niños pequeños. Sitio web: https://espanol.cdc.gov. Link del artículo: https://espanol.cdc.gov/coronavirus/2019-ncov/need-extra-precautions/pregnancy-breastfeeding.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *